Se encuentra usted aquí

Cuidado con la limitación de la deducibilidad de las amortizaciones en el impuesto sobre sociedades

03/Dic/2013
Publicado por PS Tributación y Finanzas
Limitación deducibilidad amortizaciones

Ahora que se acerca el final de año, las empresas comienzan a analizar el cierre fiscal y contable del año. Por este motivo, se trae a colación una de las novedades más importantes del Impuesto sobre Sociedades para el ejercicio 2013.

Con carácter excepcional, durante los ejercicios 2013 y 2014, la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, ha introducido una limitación del 30% a la deducibilidad fiscal de las amortizaciones contables.

¿A quién afecta la limitación de la deducibilidad de las amortizaciones?

La limitación del 30% de la deducibilidad de las amortizaciones afecta principalmente a grandes empresas y a aquellas entidades que formando parte de un grupo de empresas hayan tenido un volumen conjunto de operaciones igual o superior a 10 millones de euros.

¿A qué elementos afecta la limitación de la amortización contable fiscalmente deducible?

La limitación sólo afecta a la amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias.

La limitación no afecta a aquellos elementos patrimoniales que hayan sido objeto de un procedimiento específico de comunicación o de autorización, por parte de la Administración tributaria, en relación con su amortización.

¿En qué consiste la limitación?

La medida consiste en limitar en un 30% la deducibilidad de las amortizaciones contables que hubieran resultado fiscalmente deducibles mediante la incorporación de un ajuste temporal en el Impuesto sobre Sociedades. Por tanto, fiscalmente sólo podrá deducirse el 70% de la amortización contable.

¿Cuándo se puede amortizar fiscalmente aquélla parte de la amortización contable que no haya podido deducirse a efectos del Impuesto sobre Sociedades?

La amortización contable que no resulte fiscalmente deducible en virtud de la limitación podrá deducirse de forma lineal durante un plazo de 10 años u opcionalmente durante la vida útil del elemento patrimonial, a partir del primer periodo impositivo que se inicie dentro del año 2015.

En todo caso, si está interesado en conocer más en profundidad el alcance de la limitación de la deducibilidad de las amortizaciones en el Impuesto sobre Sociedades, no dude en ponerse en contacto con PS, estaremos encantados de asesorarle.

Categorías: